El consejero de Empleo del Cabildo, Leopoldo Benjumea, acompañado por la presidenta de Cruz Roja en la provincia, María Teresa Pociello, mantuvo recientemente un encuentro con los participantes de este proyecto, en el que pudo conocer de primera mano sus inquietudes y perspectivas de futuro. “Me quedo con las caras sonrientes y felices con las que nos hemos encontrado, es síntoma de que este proyecto era necesario y, sobre todo, está funcionando muy bien”.

Leopoldo Benjumea destacó que “una de las prioridades que nos hemos marcado es escuchar las demandas de las personas para lograr que cualquier iniciativa que pongamos en marcha sea eficaz y se acerque a las necesidades reales de la sociedad”. En este sentido, manifestó que, gracias al éxito que ha tenido esta iniciativa en su primera edición, que concluye en el mes de diciembre, se está trabajando en que tenga continuidad el próximo año. De igual modo, agradeció que Cruz Roja se involucre en esta iniciativa, “que surgió para dar respuesta al compromiso de trabajar en esta materia que adquirió el Cabildo con la asociación Aperttura, que ha colaborado con el proyecto”.

Por su parte, la coordinadora provincial de Cruz Roja Española en Santa Cruz de Tenerife, Elena Marco, explicó que en el seno de este proyecto se han realizado acciones de “intervención en el entorno, con el objetivo de sensibilizar, romper barreras y que las empresas, a la hora de llevar a cabo sus procesos de selección de personal, prioricen las capacidades y competencias de las personas, dejando a un lado los estereotipos”.

Algunos de los participantes afirmaron que “Saúco nos ha permitido superar nuestros propios prejuicios”; “fue una luz al final del túnel y la ayuda que nunca recibí”; “me sentía solo, incomprendido y con una autoestima muy baja, ahora tengo mucha confianza”; “es lo mejor que me ha pasado en la vida” o “me ha enseñado qué es la humildad, el esfuerzo y la superación.

Cabe destacar que aunque no existen datos estadísticos actuales que muestren la situación laboral de este colectivo, un estudio de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) en 2009 reflejó que la percepción más frecuente que tienen los trans es que la falta de empleo se debe a su transexualidad, mientras que más de la mitad reconoce que han tenido algún conflicto laboral al hacer pública su condición de transexual, lo que revela el nivel de rechazo social que existe hacia colectivo. Además, estudios previos han dado con numerosas personas que fueron despedidas al hacer pública su transexualidad.

Por este motivo se ha puesto en marcha el proyecto experimental Saúco, con el objetivo general de favorecer la integración sociolaboral de personas pertenecientes al colectivo de personas trans, con medidas de activación, formación y acercamiento al mercado laboral.